LA RESISTENCIA

Cuando realizamos esfuerzos, nuestro cuerpo necesita consumir más oxígeno del habitual. Esa cantidad anadida de oxígeno será mayor o menor dependiendo de la intesidad y de la duración del esfuerzo. Como sabemos, la resitencia es la capacidad de mantener un esfuerzo prolongado. Pues bien, según sea el volúmen de oxígeno que necesite para mentnerlo, nuestro cuerpo realiza un tipo diferente de resistencia:

Resistencia aeróbica: es la más adecuada y conveniente para nuestra capacidades físicas, ya que tenemos la posibilidad de mantener el suministro de oxígeno todo el tiempo que sea necesario.
Resistencia anaeróbica: es la que se necesita para llevar a cabo esfuerzos muy intensos en los que nuestro cuerpo no puede suministrar a tiempo todo el oxígeno necesario.

Nuestra resistencia aeróbica se puede mejorar:
Para mejorar nuestra capacidad de resistencia debemos realizar actividades moderadas en las que participe todo el cuerpo y siempre que en ellas no se superen las 170/180 pulsaciones por minuto. Por esto es necesario aprender a controlar y medir nuestras pulsaciones.

ACTIVIDADES:
•Juegos de persecución.
•Montar en bici.
•Saltar a la comba.
•Nadar...
Son actividades que nos pueden ayudar a mejorar esta capacidad


No hay comentarios:

Publicar un comentario