LA FLEXIBILIDAD

La flexibilidad es una capacidad que nos permite flexionar y estender cualquiera de nuestras articulaciones sin sentir dolor ni molestia.Esta capacidad se va perdiendo con los años. Pero la perdemos más deprisa si mantenemos durante mucho tiempo posiciones estáticas, o si adoptamos, de forma habitual, malas posturas. La perdida de flexibilidad nos lleva a:
•Tener una mala coordinacion de nuestros movimientos.
•Sufrir más lesiones en las articulaciones y en los tendones.
•Ser incapaces de realizar movimientos amplios.
•Adquirir defectos posturales.Cómo podemos conservar esta capacidad..

Se puede mantener una buena flexibilidad con ejercicios que permitan efectuar a los músculos y a las articulaciones sus recorridos máximos. Para ello, debemos realizar periódicamente los ejercicios de flexibilidad activa y pasiva que conocemos:.
•Llegando, de forma activa, al límite de cada articulación sin causarnos daño..
•Recuperando rápidamente las posiciones de partida.

LA FLEXIBILIDAD RESIDE EN LAS ARTICULACIONES
Una articulación es la unión de dos o más huesos. Al moverse, esos huesos funcionan a modo de palancas que utilizan la articulación como punto de apoyo. Nuestro cuerpo está dotado de numerosas articulaciones. Se encuentran en la cabeza, cuello, hombros, columna vertebral, codos, muñecas, cadera, rodillas, tobillos y dedos de las manos y de los pies.
<

No hay comentarios:

Publicar un comentario